La crisis amenaza a Ribeiro: incertidumbre de 150 empleados tucumanos

Luego de la solicitud de procedimiento preventivo de crisis, presentada meses atrás en la Secretaría de Trabajo de la Nación, se registran importantes retrasos y pagos de sueldo en cuotas. «Es lo mismo que pasó en Luque», indicaron desde el sindicato de empleados de comercio.

Son 150 los empleados de Ribeiro en Tucumán cuyos trabajos penden de un hilo, luego de que la empresa solicitara proceso preventivo de crisis. Así lo confirmó a eltucumano.com el Secretario de Encuadramiento Gremial de la Sociedad de Empleados y Obreros de Comercio (SEOC), José Guzmán.
Desde diciembre, la empresa viene demorando aproximadamente 45 días para cumplir con los sueldos de cada mes. «Nos pagan todas las semanas entre $3.000 y $5.000», cuentan allegados de la empresa a eltucumano.com«No sabemos qué va a pasar, nadie nos dice nada», agregan. Agosto fue el último mes que cobraron completo.
En la provincia, la firma de electrodomésticos posee tres sucursales: en San Miguel de Tucumán, Banda del Río Salí y Concepción. En ésta última se generó un fuerte cruce entre empleados y un encargado, episodio que fue registrado en celular y circula a través de las redes sociales.

“Ya venían así, el domingo pasado hablé con los empleados de la empresa y me explicaron que venían mal, es lo mismo que paso en Luque”, cuenta Guzmán a este diario. “Están cobrando el sueldo en cuotas y aguantan para mantener el empleo”, agrega.
Ribeiro perdió $1.345 millones en su último ejercicio anual, con cierre al 30 de junio, según consigna El Cronista. Desde la empresa le explicaron al mencionado portal que, además de la caída del consumo a nivel nacional, la fuerte devaluación del peso incidió en el crecimiento de las pérdidas, ya que poseen sus pasivos en dólares. El rojo es muy superior al registrado en 2018, cuando perdieron $1,22 millones.
Por la situación de crisis que sortean numerosos negocios en Tucumán, el representante de SEOC alerta a los trabajadores a realizar las denuncias pertinentes en el gremio ante la mínima detección de irregularidades en el pago de los sueldos. De este modo, explica, es posible realizar embargos preventivos para saldar las deudas con los empleados afectados por dilaciones salariales. “Para embargar hacemos presentación como gremio y los abogados pueden dictar embargo preventivo por vaciamiento de empresa; es preferible actuar rápido siempre”, concluye.

Lee también  ERSEPT informa que EDET y SAT no pueden cortar el servicio

Fuente: El tucumano