El Fondo Monetario ya le envió un mensaje al eventual Gobierno argentino

Kristina Georgieva, titular del FMI, está predispuesta a hablar con el ganador de las elecciones, siempre y cuando haya un plan serio.

El próximo Gobierno, esté comandado por quién sea, deberá mostrar su orientación económica como paso previo a una renegociación del acuerdo stand-by firmado el año pasado con el Fondo Monetario Internacional.  Esa es la dinámica que se estableció como regla para las negociaciones futuras con la Argentina. No habrá un nuevo programa con el país si esta instancia no se cumple.

Esto lo dejó en claro el jueves la nueva titular del FMIKristina Georgieva, durante una conferencia de prensa, en el momento en el que se le preguntó acerca de una eventual redefinición del acuerdo. “Estaremos muy interesados en ver cuál es el marco de políticas que se establece, y cuando tengamos eso podremos continuar esta conversación”, manifestó.

Específicamente, la titular del Fondo se refería a las políticas fiscales y monetarias que se aplicarán a partir del 10 de diciembre, que deben ser sólidas para garantizar la sustentabilidad de la deuda. Eso es lo que quieren ver los técnicos del ente internacional antes de hablar de un nuevo programa. Ayer, lo repitió Fernando Werner, director del departamento para el Hemisferio Occidental del organismo.

El actual ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, brindó detalles de las charlas que tuvo en Washington con el FMI y declaró lo siguiente: “Creo que hay un camino posible que involucra una negociación voluntaria y rápida con el mercado, la continuidad del acuerdo con el Fondo y un programa de prudencia fiscal”. El mensaje fue esperanzador, a pesar de no haber conseguido el desembolso que se había programado para el mes de septiembre.

Lee también  El dólar blue llegó a los 195 pesos

Georgieva, por su parte, pareció anticiparse al escenario político más probable, cuando dejó entrever que de nada servirá la confrontación que viene ensayando el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, para marcarle la cancha al FMI en una eventual renegociación. En este sentido estipuló que las conversaciones serán posibles solo si hay un plan serio.

El ganador de las elecciones primarias, ya le achacó al Fondo que esta crisis económica y financiera que atraviesa Argentina, en parte, es responsabilidad del organismo. Esto no fue visto con buenos ojos por Georgieva y aseguraron que el programa no es del FMI, sino que siempre fue del Gobierno de Mauricio Macri. Todo indica que el candidato que eventualmente asuma la presidencia deberá hablar inmediatamente con la titular del FMI para solucionar la crisis.