Cómo preparar a tu bebé para el verano

Durante este mes de Enero como cada año alcanzamos temperaturas muy elevadas las cuales no son nada favorables para el bebé ya que durante los primeros meses de vida los bebés no regulan su temperatura corporal por lo que no pueden someterse a temperaturas muy calientes o muy frías.

Consejos para el calor:

  • En casa mantener una temperatura óptima, si es necesario utilizar aparatos como aire acondicionado o ventiladores.
  • No exponer a los bebés a ambientes demasiado cálidos, corrientes de aire .
  • Durante las horas de sol podemos cerrar las persianas de casa y abrir las ventanas por la noche.
  • Se debe tener especial cuidado con no dejar a los niños en sitios cerrados o al sol (un coche).

Así pues hasta aquí llegaría el apartado de la temperatura, mucha gente se pregunta si los bebés pueden ir a la playa o a la piscina en sus primeros meses de vida, durante los seis primeros meses de vida del pequeño/a se debería evitar pero en cualquier caso si no se evita recomendamos que el agua debe estar templada y hay que ir refrescando al bebé lentamente ya que se debe adaptar a la temperatura del agua.

Consejos para el agua:

  • Evitar las horas centrales del día.
  • Permanecer en la sombra al salir del agua.
  • Usar gafas de sol con filtro ultravioleta.
  • Utilizar ropa suelta, tejidos ligeros y colores claros.
  • Vigilar constantemente al bebé en el agua aunque lleve dispositivos de flotación.
  • Mantener las piscinas privadas cerradas cuando no se usen.

Otro de los problemas más frecuentes en los meses más calurosos del año para las personas es la deshidratación. La exposición a temperaturas tan altas hace que nuestro cuerpo necesite líquido frecuentemente, los bebés tienen el riesgo de deshidratarse más fácilmente que una persona adulta es por eso que os damos estos consejos para mantener siempre hidratado a tu bebé.

Lee también  Récord de muertes: 14 fallecidos en Tucumán por covid-19 en las últimas 24 horas

Consejos para la deshidratación:

  • Ofrecerles liquido constantemente.
  • Dar a mamar más a menudo aunque sean menos cantidades (lo suelen pedir ellos solos )
  • No exponer a situaciones agobiantes donde haya mucha humedad  o aglomeraciones de gente (metro)

Por último, os vamos a dar unos consejos para los viajes en coche ya que mucha gente suele salir de vacaciones y suele realizar viajes de largas horas y es ahí donde se tiene que tener más cuidado con los bebés.

Consejos para los viajes:

  • Debemos hacer paradas frecuentes.
  • Vigilar que estén hidratados.
  • Controlar la temperatura del vehículo.
  • Activar el dispositivo que impide la abertura de las puertas del coche.
  • Abrir hasta la mitad las ventanas.
  • Los niños menores a 4 años deben viajan al contrario de la marcha con sus dispositivo homologado.