INSOMNIO: Cómo combatirlo

¿Qué es el insomnio?

El insomnio se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño durante 3 o más noches por semana y sin llegar a conseguir 6 horas de sueño por noche.

¿Es frecuente el insomnio?

El insomnio es un problema muy frecuente en la población y al menos 1 de cada 3 argentinoss ha presentado insomnio y uno de cada diez sufre de insomnio crónico. Si ha sufrido alguna vez de insomnio, ya sabe lo molesto que es no poder dormir y como se siente de fatigado y alterado durante el día y como le puede llegar a interferir en su trabajo diario y en la relación con las personas que le rodean.

Además, diferentes trabajos han demostrado un aumento de enfermedades concomitantes e incluso de mayor mortalidad en aquellos pacientes que sufren de insomnio crónico.

Dormir no es una pérdida de tiempo de la vida, sino que es un estado activo donde se renueva nuestra salud mental y física.

¿Qué tipos de insomnio hay?

Insomnio agudo: es el insomnio debido a situaciones temporales de estrés, jet-lag o cambios en el trabajo o en la pareja. Cuando el factor estresante ha finalizado el sueño se suele reconducir.

Insomnio crónico: es el insomnio que persiste a lo largo del tiempo (más de un mes). Es cuando el factor estresante ya ha desaparecido pero el insomnio persiste.

¿Qué causa el insomnio?

El insomnio puede ser un síntoma de otro problema y puede estar causado por múltiples factores: Stress, horario irregular de sueño, luz nocturna, estimulantes (cafeína), alcohol, horario laboral, ejercicio, ruido, algunos medicamentos, las propias pastillas para el insomnio, enfermedades psiquiátricas, ronquido y/o apneas del sueño, piernas inquietas, movimientos nocturnos, reflujo gastroesofágico nocturno, disfunción sexual, entre otros.

Lee también  Con récord de contagios, el Gobierno de Catamarca declaró la circulación comunitaria

¿Cómo y quién debería tratar el insomnio?

Actualmente, la medicina del sueño progresa de forma muy rápida e intensa. Actualmente existen médicos acreditados en Medicina del sueño, que realizarán un estudio del caso y descartarán enfermedades médicas y psiquiátricas que podrían sugerirlo y aplicarán las últimas novedades y técnicas del tratamiento del insomnio.

El médico, además, le realizará un seguimiento exhaustivo del tratamiento para valorar los progresos del tratamiento.

¿Cuándo debería solicitar ayuda médica?

Se debería solicitar ayuda a un médico experto en sueño cuando lleve más de 3 meses con un sueño alterado, que duerma menos de 6 horas durante 3 o más noches a la semana y, que además, le interfiera en su actividad diaria mental y/o laboral.

¿Pueden ayudar las pastillas a dormir?

Las pastillas para dormir pueden ayudar a dormir y a sentirse más alerta a la mañana siguiente, pero no hay que olvidar que las pastillas no son una cura para el insomnio sino un tratamiento sintomático. Normalmente, las pastillas enmascaran un problema que podría venir de otro trastorno.

Por ejemplo, las pastillas pueden mejorar el insomnio de uno que tiene como problema principal el ronquido y apneas del sueño.

Es por este motivo que el insomnio tiene que estar bien evaluado por un especialista antes de prescribir una medicación.

Existen en el mercado muchas pastillas para dormir incluso algunas de ellas sin necesidad de prescripción médica.

Los diferentes medicamentos tiene ventajas y desventajas que se deben conocer para sacarles el máximo de provecho y que no actúen en contra nuestra, incluso pudiendo perpetuar y empeorar el insomnio.

Actualmente existen tratamientos del insomnio que pueden curar en el 50-60% de los casos u ofrecer una mejoría muy significativa a largo plazo en el 90% de los casos.

Lee también  Los contagios siguen el alza: 915 positivos de Covid durante este martes

¿Existen tratamientos alternativos a las pastillas?

Si. Actualmente existen tratamientos no farmacológicos muy efectivos para el tratamiento del insomnio. Estos tratamientos se engloban en lo que conocemos como terapia cognitivo conductual del insomnio.

Se ha probado científicamente que son igual de efectivos que el tratamiento farmacológico a corto plazo pero que son mucho mejores a largo plazo.

¿Qué pasa si no me trato el insomnio?

El insomnio crónico altera el sueño y, por lo tanto, puede disminuir y empeora la calidad de vida de las personas, desencadenar en enfermedades psiquiátricas (como la depresión y la ansiedad), enfermedades cardio-vasculares, respiratorias, gastro-intestinales, diabetes, obesidad e incluso aumentar el riesgo de accidentes y mortalidad.

“No abandones tu INSOMNIO. Actualmente existen tratamientos que te harán ganar calidad de sueño y años de vida”