RCP: Proponen capacitar a empleados judiciales

La muerte del ex legislador José Luis Bussi en los pasillos de Tribunales generó gran impacto y puso en evidencia la importancia de conocer las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

El martes murió en Tribunales el ex legislador Luis José Bussi por un infarto. Esa institución es una de las cardioprotegidas en la provincia. Un abogado que presenció el hecho denunció que faltó coordinación en la atención. De todos modos, la Corte Suprema resaltó, mediante un comunicado, que Bussi recibió la inmediata atención del equipo médico del Poder Judicial.

El programa para capacitar al personal de instituciones, lanzado por el Ministerio de Salud de la Provincia, comenzó hace menos de tres años y está dirigido a lugares de concurrencia masiva. Por ese motivo ya se dictó en bancos, en el Pami, en el Registro Civil, en la Municipalidad de la capital, en la Terminal de Ómnibus, en la Caja Popular, en la Legislatura y en el Teatro Mercedes Sosa, entre otros sitios.

Desfibriladores

Pensando en Tribunales, Massaguer reflexionó que deberían darles un curso a aquellos empleados que no fueron capacitados previamente. O un refresh de conocimiento a los que ya fueron capacitados. De todas formas explicó que no todas las arritmias son desfibrilables: “la mayoría de las veces son colapsos por fibrilación ventricular o taquicardia ventricular aguda. Son situaciones en las que el desfibrilador es útil. Pero no está preparado para los otros tipos de arritmia”.

Los profesionales explicaron cómo usar el desfibrilador externo automático: primero se lo prende, se lo abre y se pegan en el pecho los electrodos (en su parte posterior tienen dibujos con indicaciones para colocarlos de manera adecuada); luego, el aparato analiza qué pasa con el ritmo cardíaco y da instrucciones. “Son muy intuitivos -añadieron-. Una vez puestos los parches, hay que esperar a que el aparato de la orden para desfibrilar”.

Lee también  "Me dicen que deje de buscar fama y busque un nutricionista", el descargo de la piba discriminada por su pe...

Paso a paso

1 Comprobá su estado

Luego de asegurar tu seguridad y la de la persona que está en el piso, tomalo de los hombros y preguntale qué le pasó. La idea es estimular a la persona de forma verbal y manual. Si no contesta debés iniciar el segundo paso.

2 Pedí ayuda

Marcá en tu teléfono el número de Emergencias (107) o el 911 (número de la Policía). Pedile también a otro transeúnte que te ayude y levante el mentón del paciente. Así despejás su vía aérea.

3 Masajes cardíacos

Con los brazos extendidos y los dedos cruzados, se presiona en el centro del tórax con el talón de la mano. Hay que deprimir el esternón de 3 a 5 cm. Con los neonatos se comprime con dos dedos.

4 Mirá, escuchá, sentí

Luego de realizar 30 compresiones comprobá si respira o no. Ubicá tu cara cerca de su cabeza y utilizá la mnemotecnia MES: miro, escucho y siento. Mirás si el pecho se eleva, escuchá y sentí la entrada de aire.

5 Boca a boca

Si no respira iniciá maniobras de ventilación boca a boca. Tapá con una mano las fosas nasales, con la otra abrí la boca y hacé dos ventilaciones. Luego, los masajes. Hacé cinco veces esto y reevaluá su estado.

6 Posición de seguridad

Si respira, acomodá el cuerpo hasta que llegue la ambulancia: extendé su brazo como en la foto, al otro llevalo a su oído contrario, flexioná su pierna izquierda y llevá su cuerpo hacia vos. Así evitás que vomite.

Fuente: La Gaceta