La hidroxicloroquina ya se usa en 10 hospitales de Argentina para tratar el coronavirus

Lo confirmó el máximo responsable del ensayo Solidaridad de la OMS en nuestro país.

Hidroxicloroquina, uno de los medicamentos que están probando para comprobar su eficacia contra el Covid-19 (DPA).

Por una cosa o por otra, todos hablan de la hidroxicloroquina. El tratamiento impulsado por el infectólogo francés Didier Raoult surgió como una “esperanza” contra el coronavirus. En el medio, farmacéuticos pidieron que no corramos a comprarlo, científicos debatieron sobre sus bondades o sus limitaciones, y -lo último- Donald Trump salió a decir que “toma una pastilla todos los días”.

Mientras tanto, en Argentina la siguen administrando como parte de un estudio internacional, llamado “Solidaridad”, puesto en marcha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados “para encontrar un tratamiento eficaz contra la Covid-19”, indica el organismo en su sitio Web.

A fines de marzo, el Ministro de Salud Ginés González García anunciaba con bombos y platillos que éramos “uno de los diez países elegidos para un ensayo clínico universal”. Actualmente, más de 90 países forman parte del proyecto.

El doctor Gustavo Lopardo, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), es el coordinador de la iniciativa a nivel local. En diálogo con Clarín, explica que en nuestro país la hidroxicloroquina ya se está usando en 10 hospitales y a nivel mundial en más de 300.

“Muchos centros la están usando. En Argentina, se usa en 10 hospitales dentro del contexto del ensayo Solidaridad de la OMS. Así que hay muchísimos”, comenta Lopardo, aunque no brinda precisiones sobre cuáles son esos hospitales y dice “desconocer” la cantidad de pacientes que hasta el momento recibieron la droga.

Un lugar donde se aplicó fue el Hospital Posadas. De hecho, Clarín habló con una paciente, Alejandra Orellana, tratada con esta droga. Por lo que pudo averiguar este medio con fuentes del hospital, actualmente atienden a seis personas con Covid-19, pero ninguna de ellas está recibiendo hidroxicloroquina.

El doctor Gustavo Lopardo, a la izquierda del ministro de Salud, Ginés González García.

El doctor Gustavo Lopardo, a la izquierda del ministro de Salud, Ginés González García.

Lee también  Así funcionaran los servicios este lunes

Por otro lado, la agencia Télam difundió la semana pasada que el Ministerio de Salud bonaerense recibió 200 mil comprimidos de hidroxicloroquina, suficiente como para atender a unos 10 mil pacientes graves con Covid-19, que de ser necesario podrán acceder a un tratamiento en forma gratuita de acuerdo con el protocolo previsto, informó la cartera provincial.

Fue una donación del laboratorio suizo Novartis, que “se inscribe en la decisión de la OMS de realizar ensayos clínicos», precisó la agencia de noticias. “La cartera sanitaria de la provincia de Buenos Aires será quien gestionará la distribución y administración de este medicamento contra el coronavirus en los hospitales, de acuerdo al protocolo de tratamiento”, agregó.

El profesor francés Didier Raoult (AFP).

El profesor francés Didier Raoult (AFP).

Respecto a la efectividad (o no) de la droga, Lopardo responde que “no tenemos datos, porque los datos se centralizan en la OMS. Y hasta que no haya resultados no se comparten”.

“Aunque yo coordino el estudio, no puedo decir datos porque no los sabemos. Saber por unos pocos pacientes se transforma en anécdotas, y los estudios buscan trascender las anécdotas y darnos realmente una visión de si sirve o no sirve”, agrega el especialista.

“La hidroxicloroquina es una droga que tiene muchos años. Se la usa para la malaria, se la usa para enfermedades reumatológicas. Por eso, es una droga que conocemos bien”, enfatiza Lopardo.

“Tiene actividad antiviral porque dificulta la entrada del virus a la célula del huésped del organismo y además porque tiene una actividad inmunomoduladora, y una de las complicaciones de esta enfermedad es la respuesta inmunológica”, continúa.

Son varios los estudios que pusieron en duda su eficacia y alertaron que podría generar efectos adversos. Por ejemplo, una revisión de la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental (Faseb) pidió «repensar su rol» en el tratamiento del coronavirus​. Y un informe publicado en British Medical Journal concluyó que «no reduce significativamente el ingreso a cuidados intensivos o la muerte en pacientes hospitalizados con neumonía debido a Covid-19». 

Lee también  Catamarca: Con poca clientela y un estricto protocolo reabrieron los bares
En el Hospital Posadas se aplicó hidroxicloroquina (Archivo/Emmanuel Fernández).

En el Hospital Posadas se aplicó hidroxicloroquina (Archivo/Emmanuel Fernández).

Consultado al respecto, Lopardo reconoce que “al principio pareció que podría ser una droga con mucha expectativa y hasta el momento las publicaciones que hay –que no son parte de Solidaridad, porque no tenemos datos todavía- no son demasiado alentadoras”. Y agrega: “No han mostrado mayor efectividad y eficacia por el momento”.

“Hay un estudio publicado hace poco en Estados Unidos, pero es un estudio retrospectivo, donde analizaron entre los pacientes internados (casi 1.400) a los que recibieron hidroxicloroquina y a los que no. Y no vieron diferencias. Pero ese diseño de estudio no es lo mismo que cuando uno dice: a partir de ahora doy una droga, a uno le toca una cosa y al otro la otra”, dice Lopardo.

“Hubo una preocupación muy grande sobre un estudio brasilero hecho en Manaos, con mucha toxicidad. Pero no fue con hidroxicloroquina. Fue con cloroquina, una prima hermana usada para la malaria, más tóxica. En Argentina no hay. Así que en Argentina nadie usa cloroquina porque no se comercializa”, continúa el médico.

El estudio que menciona comprendía a 81 pacientes hospitalizados en la ciudad de Manaos. En tres días, los investigadores empezaron a notar arritmias cardíacas entre los que tomaban la dosis más alta. Al sexto día de tratamiento, once pacientes habían muerto, lo que llevó a la terminación inmediata del segmento de dosis alta del ensayo.

“También hubo publicaciones de la hidroxicloroquina más azitromicina, un antibiótico común. Y no hay ninguna evidencia científica por el momento que apoye que esa estrategia de las dos drogas sea eficaz”, cierra Lopardo. Fue, ni más ni menos, que el profesor francés Didier Raoult quien propuso esa combinación.

A %d blogueros les gusta esto: