La viuda del hombre que pasó tres horas en una ambulancia: “El médico no lo atendió para no contagiarse de coronavirus”

Gastón Velázquez tenía 33 años y agonizó todo ese tiempo en la puerta de su edificio. Su mujer dice que le suplicó al doctor que lo revisara, pero que el profesional “lo dejó morir”.

Gastón y Raquel se habían casado en 2018. El falleció en una ambulancia en la puerta del edificio de Lugano donde vivía la pareja. Gastón Velázquez, de 33 años, no tenía un hisopado positivo. Su pareja, Raquel Chaparro, llamó seis veces a la obra social y otras tres al SAME.

 La ambulancia no venía. Pero la ambulancia nunca arrancó.  Gastón murió en esa ambulancia, mientras su mujer le sostenía la mano. » Lo dejó morir», dice Raquel a Clarín.

Apunta al abandono de persona por parte del médico, quizá, por miedo al contagio y a otras eventuales responsabilidades. «»Yo no sé por qué no atendió a un paciente que estaba desmejorando de a poco cada vez más en esa ambulancia. Puede ser eso o no, lo único que vamos a probar es que es un médico que no actuó como médico. Pocas horas después del fallecimiento, y con la autorización de la familia, el cuerpo de Gastón fue cremado.

Gastón Velázquez tenía 33 años. Murió tras pasar tres horas de agonía en una ambulancia.

Según Raquel, eso era una certeza para el médico que tocó el timbre en su departamento. Gastón, que trabajaba en una local de fotocopias, comenzó a salir hace nueve años con Raquel, se casaron en 2018 y se mudaron juntos al edificio de avenida Escalada al 2500 donde, el 23 de junio a las 23.21, ella hizo el primer llamado al call center de Osalara por los mareos de él. «»Con toda la demora que hubo, luego vino el enfermero y lo llevaron en silla de ruedas hasta la ambulancia, lo pusieron en la camilla y lo dejaron así, sin asistirlo de ninguna manera mientras ellos se sentaron en la parte de adelante. Durante tres horas esperamos adentro de la ambulancia.

Lee también  Vacuna contra el coronavirus: adultos mayores y personal de Salud tendrán prioridad

» Me respondían ‘No podemos hacer nada, es sospechoso de covid’, ‘Nos tienen que autorizar’, ‘No podemos medicarlo tampoco, es posible covid’, ‘Este hombre está cagado de frío, cierren las puertas, va a contagiar a todo el barrio’ , ‘Señora, tiene que esperar», detalla Raquel. Gastón Velázquez tenía 33 años. Murió tras pasar tres horas de agonía en una ambulancia. Dice que tanto el enfermero como el doctor, desde que subieron a Gastón a la ambulancia, «nunca bajaron ni lo vieron».

«»Raquel no lo permitió. La obra social afirma que efectivamente se realizaron consultas para internar a Gastón en diez instituciones cercanas y todas fueron rechazadas. En el allanamiento a la empresa de ambulancieros se obtuvieron dos elementos clave para la causa, los celulares del médico que llegó a la casa de Gastón. El sistema de geolocalización privado, para saber si la ambulancia estuvo casi cuatro horas estacionada en la puerta del edificio de Gastón y Raquel.

Del lado de la querella, presentarán imágenes de las cámaras de seguridad de la Ciudad y llamarán como testigo a un policía que estaba en esa cuadra y se acercó cuando llegó la primera ambulancia.

A %d blogueros les gusta esto: