La desesperanza de los argentinos que quieren irse del país: «Estoy harto»

No es un secreto que el argentino está «acostumbrado» a (sobre)vivir entre crisis económicas consecutivas, pero la última medida del gobierno sobre el dólar detonó la paciencia de muchos que ya están planificando una vida en otro país, más que nada por la incertidumbre del futuro y otras condiciones, como inseguridad y desempleo.

Las consultas en grupos crecieron después del anuncio del súper cepo
Las consultas en grupos crecieron después del anuncio del súper cepo

En este contexto, los grupos en Facebook de personas que ya están en el camino de la emigración duplicaron la cantidad de consultas sobre el tema, concretamente, sobre la vida en España o Italia en cuanto a costos y mercado laboral. La desazón y tristeza de muchos de los posteos reflejan la desesperanza que una gran parte de los argentinos siente por su país.

Si bien Europa sigue a la cabeza como destino favorito, también Uruguay se esta perfilando como un atractivo destino para radicarse. El consulado honorario de Uruguay trabaja «de manera inédita, como nunca antes», según le contó el cónsul Homero Pineda al portal Memo.

La mayoría de los testimonios de futuros emigrantes son duros y reflejan la impotencia que sienten ante un país que no les da posibilidades y hasta castiga al que quiere progresar.

«Soy profesor de Secundaria y trabajo en la zona sur del conurbano hace ya 5 años. Hoy muchos colegas estamos sin trabajo y vamos a tener que trabajar de lo que sea para tener un mango. Ya está, me hartó. No importa cuánto tarde o lo que tenga que hacer para irme. Esta situación no da para más», comentó un joven docente en el grupo Argentinos por emigrar que tiene casi 28 mil miembros.

Está claro que a la ya tambaleante situación económica del país –inflación acumulada de 40,7% en los últimos doce meses y un aumento en la tasa de desempleo a 10,4% de la población económicamente activa durante el primer trimestre 2020, la más alta para ese período desde el primer trimestre de 2006- hay que sumarle los estragos que está haciendo la paralización de muchos sectores económicos por la pandemia de coronavirus.

Lee también  Elecciones en Bolivia: detienen en el aeropuerto de El Alto al diputado del Frente de Todos Federico Fagioli

Este cóctel explosivo se ubica como el principal detonante en las ganas «de irse» de muchos argentinos que prefieren aventurarse en algún país con más estabilidad y trabajar en cualquier rubro que quedarse «a pelearla».

«Vivir en Argentina me está dañando física y psicológicamente. Estoy viendo como la única opción el avioncito pero eso implica quizás por muchos años no trabajar más en mi profesión, sin importar cual sea«, escribe una joven que consulta a otros argentinos cómo hicieron para dejar atrás una rutina ya establecida en su ámbito laboral.

Emigrar ya no es exclusivo de los sectores socioeconómicos «más pudientes» como se le atribuye comúnmente. Las consultas directamente atraviesan todos los estratos y edades, desde las personas que poseen estudios universitarios, un trabajo estable y pasaporte de algún país de la Unión Europea -fundamental- hasta aquellos que tienen un oficio y quieren probar suerte, aún a riesgo que quedar irregulares en otro país ya que sin ciudadanía europea las cosas se complican.

«Hola grupo les cuento mi situación: tengo 41 años, no tengo titulo profesional, no conozco a nadie nadie en ningún país al que quiera ir. En 2001 tuve un breve paso por España y siempre quise volver. Acá tengo trabajo en una empresa aérea que no hay certezas que sobreviva Ustedes que harían? Ósea me gusta mi trabajo pero cuando no estoy en él me siento frustrado, no me gusta vivir en Argentina, ya no soporto la inseguridad, ya no soporto la inflación, las crisis, los pesos, los cepos, las devaluaciones…», son las palabras de un hombre en el grupo de Facebook Argentinos por emigrar a España.

Por otra parte, muchos jóvenes sin personas a cargo en el país (es decir, solteros y sin hijos) son los que más consultan. «Estoy viendo la posibilidad de migrar a España desde Argentina. No tengo ciudadania, familia ni conocidos en Europa. Aquí me dedico a la gastronomía profesionalmente. Tengo 26 años, soltero sin hijos. Mi idea es ir a España en busca de un mejor futuro», dice otro posteo.

Lee también  Se cayó 75 Octubres y en las redes sociales estallaron los memes

Tomar la decisión de emigrar no es fácil, ya que en algunos casos implica dejar a la familia en el país para ir en busca de un futuro mejor para ellos, a riendas de no saber cómo resultará esa apuesta.

«¿Alguno me puede dar algunas información necesarias para saber cómo iniciar algunos tramites para salir del país a buscar un mejor futuro? Es triste. Tengo mi familia ya formada. Mi esposa radióloga. Pero lamentablemente no consigue trabajar de lo q estudió. Yo gracias a Dios tengo mi trabajo. Soy chofer del transporte publico, pero lamentablemente no hay futuro. Siento que trabajo para comer y pagar los servicios e impuestos…«, son las palabras de un hombre que decidió emprender la aventura en algún otro país porque se siente «en una prisión».

Reflexión final

Dejar atrás el lugar donde uno nació, las costumbres, la familia, amigos, trabajo y todo el ambiente que formaron a la persona por seguir un sueño o alcanzar un futuro más próspero no es de cobardes. Al contrario, habla de una valentía que no todos pueden portar y soportar, más aún sin saber como resultará esa empresa.

Es por eso que no se debe mirar mal y tildar de «traidor» al que decide irse de Argentina sino más bien apuntar contra la clase política que durante años malgobernó, empujando al migrante a tomar dicho camino que, en la mayoría de los casos, es solo de ida.