Una vez más Nación posterga la actualización de impuestos a los combustibles

Por la pandemia de coronavirus, el Gobierno nacional había postergado la actualización de los impuestos que gravan a los combustibles hasta el 1 de octubre.

En efecto, se estableció que dadas «las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de los precios ameritan que la actualización del primer trimestre de 2020 surta efectos desde el 16 de octubre de 2020, inclusive y que toda otra actualización se suspensa hasta el 1 de diciembre de 2020». Los montos de ambos impuestos se deben actualizar cada trimestre, sobre la base del Indice de Precios al Consumidor del Indec, pero por la emergencia sanitaria el Gobierno decidió posponerla. No obstante, semanas atrás las compañías petroleras ya aplicaron una suba los precios, con un incremento promedio de 3,5% en todo el país. La pregunta que surge ahora es cuánto podría aumentar la nafta y el gasoil una vez que se haga efectiva la actualización impositiva dentro de dos semanas.

Según consultoras, la medida podría provocar aumentos de 3,3% y 2,3 % sobre los precios de las naftas y el gasoil en la Ciudad de Buenos Aires. Si se toman en cuenta los nuevos precios de la nafta super y gasoil, la actualización correspondiente al primer y segundo trimestre se podría traducir en aumentos de 3,3% y 2,3% sobre los precios de venta de naftas y gasoil para CABA. «De concretarse dichas actualizaciones, y dada la fijación del precio del petróleo crudo establecida en el Decreto 488/2020, las mismas podrán ser trasladadas al precio de surtidor o absorbidas por el margen de refinación de las compañías, afectando su caja y su desempeño», detalló el informe que elaboró la consultora días atrás previendo que la actualización se hiciese efectiva este jueves. Desde la entidad, advirtieron que esta situación puede provocar un proceso de reducción de la cantidad de estaciones de servicio que pueden cumplir con el requisito de facturación para acceder al programa ATP, ya que la inflación hace difícil cumplir con el requisito de menor facturación, a precios corrientes, que un año atrás.

Lee también  Los chilenos deciden en un Plebiscito Nacional si dejan atrás la Constitución de Pinochet