En Tucumán, opositores difieren sobre si es oportuno ir a marchar

La manifestación nacional en contra del Gobierno que promueve para el lunes la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, encuentra a la oposición tucumana afín en un momento delicado. Con la curva local de contagios y fallecidos por covid-19 en pleno ascenso, algunos dirigentes dudan sobre la conveniencia de salir a las calles a marchar. Sin embargo, entre ellos la adhesión a las numerosas banderas enarboladas -relacionadas a la crisis económica y a la coyuntura judicial, entre otras consignas- es absoluta.
«El país está agobiado por lo que pasa. Las pymes se funden y no tienen oxígeno», se quejó. Y, como una razón más, Forenza agregó el reciente escándalo judicial provincial.
El apoderado del PRO aseveró que la marcha «no es partidaria» y que Bullrich la convoca «como una ciudadana preocupada». «Si en el Gobierno dicen que es irresponsable marchar, que muestren algo de empatía con la gente que no puede más. Tenemos que seguir cuidándonos, pero no podemos morirnos y fundirnos al mismo tiempo», cerró el ex candidato a concejal.
La senadora Silvia Elías de Pérez, en tanto, declaró que en Juntos por el Cambio Tucumán aún no tomaron una definición final como espacio político.
Sandra Manzone, referente local de la Coalición Cívica-ARI, opinó que la ciudadanía «tiene plena conciencia de que sus derechos están siendo avasallados» y que, por ese motivo, sale a las calles. «Participamos y apoyamos la marcha, pero no convocamos. Es primordial respetar las medidas sanitarias con responsabilidad», requirió.

Lee también  Ordenan la liberación de Milagro Sala en la "Megacausa"