Las ratas abandonan el barco: «El plan del Gobierno fracasó; tengan la dignidad de irse», suplicó Roberto Navarro

El periodista Roberto Navarro estalló contra el Gobierno de Alberto Fernández por sus últimas medidas económicas y aseguró que si no cambia el plan “podría perder las próximas elecciones”.

En su programa radial sostuvo que el Ejecutivo “tiene el precio del dólar que se merece» y que «tomó medidas recién hace dos semanas, pero fueron tan malas que empeoraron la situación”.

«Debió encarar el problema de las reservas cuando asumieron, porque (Mauricio) Macri les dejó tierra arrasada, pero no lo hicieron, debieron encararlo en abril cuando estábamos en pandemia, pero no lo hicieron», afirmó, enojado.

Asimismo, se refirió a la baja en las retenciones: «Decirle al campo que las retenciones son del 33 por ciento, pero que por un tiempo van a ser del 30 por ciento para que liquiden es inútil por las diferencias con los tipos de valores del dólar. El gobierno no sabe si presionar al campo o seducirlo entonces se queda en el medio”.

El periodista apuntó directamente contra el gabinete y consideró que muchos de sus integrantes deberían renunciar: «Hay muchos funcionarios que no juegan bien, son desorganizados por la lógica de la coalición, por eso hay momentos en que parece que se van convirtiendo en un mal gobierno, la mayoría de los funcionarios no quieren estar donde están».

Lee también  Murió el legislador Osvaldo Morelli por coronavirus

Pero lejos de serenar, disparó: «Muchos de los dirigentes que acompañaron al macrismo y, en algunos casos, persiguieron al kirchnerismo, hoy son parte del gobierno y está bien, los aceptó Cristina Kirchner porque se pensaba que con ellos se podía pactar la paz con el establishment. Ese era el plan y parecía bueno, pero no hubo paz. El plan fracasó».

Y remató: «Hay que hacer un cambio de gabinete generalizado, con ministros, secretarios, subsecretarios. Hay que armar un plan político y económico a la altura de las circunstancias actuales. Todos los que realmente pertenecen al campo popular, que quieren ser protagonistas de este tiempo en el que estamos en una gran desventaja, que quieren que los 11 millones de argentinos que comen en comedores vuelvan a comer en sus casas, que den un paso al frente; los otros, los que temen enojar a la derecha, tengan la dignidad de irse».