Cuatro meses de prisión preventiva para un hombre acusado de robo en una vivienda en Famaillá

El sujeto, que habría robado una bicicleta luego de violentar las cerraduras de una casa, quedó detenido tras un allanamiento. La víctima denunció que además del robo, recibió extorsiones y amenazas por parte del acusado

El Ministerio Publico Fiscal informó que en la jornada de ayer, jueves 8 de octubre, se llevó a cabo una audiencia para formalizar una apertura de investigaciones y formular cargos contra Agustín Ledesma, acusado por el robo de una bicicleta tras forzar las cerraduras de una vivienda en Famaillá.
El hecho, que sucedió durante la madrugada del pasado lunes 5 de octubre, está siendo investigado por la Unidad Fiscal de investigación y Enjuiciamiento en Delitos contra la Propiedad del Centro Judicial Monteros, a cargo de la doctora Mónica García de Targa.
Durante la audiencia, se formalizó la apertura de la causa contra el hombre que fue detenido el miércoles 7, tras una medida de allanamiento a su domicilio solicitada por la fiscalía y ordenada por el juez Marcos Núñez Campero, quién a su vez, dictó la prisión preventiva por cuatro meses solicitada por el MPF contra el individuo a quien se le imputaron los delitos de robo simple y amenazas.
Desde la unidad investigativa fundamentan el requerimiento de la medida coercitiva en virtud de diferentes evidencias con las que cuenta, entre ellas filmaciones donde se observa al imputado con el rodado, y por amenazas y extorsiones que efectuó contra el damnificado quien lo habría reconocido como el autor de los hechos.
En el acto procesal, llevado a cabo de manera virtual, compareció el sospechoso que negó ser el responsable de los actos y también se oyó la palabra de la víctima. quien relató lo sucedido y contó que desde que sucedió el robo recibió diferentes amenazas y es acosado telefónicamente para entregar dinero por el rescate de la bicicleta y para que retire la denuncia. Por otro lado, manifestó que está muy angustiado por transitar esta instancia y que el robo lo perjudicó seriamente ya que la bicicleta era su medio de trabajo.

El robo

El hecho ocurrió alrededor de las 4.30 de la madrugada del lunes 5. La víctima contó que se encontraba durmiendo en su domicilio cuando de repente despertó asustado al escuchar fuertes golpes a las rejas y la puerta de su casa. Al salir a ver lo que pasaba encontró al ladrón subido a la bicicleta y escapando del lugar. Según consta en la denuncia, el damnificado comenzó a perseguir por varias cuadras al acusado hasta que lo perdió de vista cuando se metió en un barrio cercano.
El denunciante aseguró en su declaración que como reconoció al sujeto que le había robado, envió a un amigo suyo a hablar con éste para que le devolviera la bicicleta. Como respuesta recibió una amenaza de muerte.
Fuentes del MPF aseguraron que se encuentran trabajando en la producción de pruebas para llevar a juicio al imputado que deberá permanecer privado de la libertad mientras avanza la investigación. Como evidencias firmes se están analizando filmaciones aportadas por el centro de monitoreo de Famaillá donde se observan los hechos. A su vez, confirmaron que durante el allanamiento se logró secuestrar un teléfono celular que en estos momentos está siendo analizado por peritos del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF) para establecer si desde el mismo se hacían los llamados extorsivos.

Lee también  La Rioja vuelve a recibir vuelos de cabotaje y micros de larga distancia

Inesperado hallazgo

Por otro lado, desde la fiscalía confirmaron que, durante la mañana de este viernes, se realizó una nueva medida de allanamiento en otro domicilio para tratar de dar con el paradero de la bicicleta robada. Del procedimiento participaron efectivos de la División de Investigaciones Complejas de la policía y personal del ECIF, que utilizaron un drone para sobrevolar e inspeccionar el área.
Fuentes judiciales confiaron que si bien no pudo encontrarse el rodado, mientras se llevaba a cabo el procedimiento se pudo observar mediante las imágenes del drone que desde una casa vecina una mujer estaba arrojando objetos al techo. Al advertir esta situación las autoridades le solicitaron a la mujer que mostrara lo que había arrojado, petición a la que ésta accedió y descubrieron que se trataba de dos bolsos que contendrían varias dosis de marihuana y armas de fuego. Tras el hallazgo, el auxiliar fiscal Bernardo Sassi, quien coordinó las tareas de la fiscalía en el lugar, procedió al secuestro de las armas y municiones encontradas y puso a disposición del juzgado federal de turno a la mujer y a la droga incautada.