Denunciado por abuso de menores, pidió perdón en una carta pero se fugó

El sujeto fue denunciado por el presunto abuso sexual de cinco menores y dejó una carta en el que habla de suicidio antes de darse a la fuga.

«Perdón Diego… Me pegué dos puñaladas y no me muero», dice la nota manuscrita en una hoja de agenda que el presunto abusador de varios menores dejó antes de huir de su domicilio en la localidad de Villa Albertina, en Lomas de Zamora.

La denuncia formulada contra un sujeto apellidado Méndez, de alrededor de 60 años, fue radicada en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Lomas de Zamora, pero antes de que efectivos policiales llegaran al domicilio del acusado, logró escapar.

El hombre habría abusado sexualmente de al menos cinco menores: un niño de 8 años y sus cuatro primos de 8, 9, 10 y 13 años, quienes terminaron de confesar a sus familiares directos lo que aparecía como un pacto de silencio entre víctimas y victimario.

Pero los familiares de las víctimas aseguran que tuvieron que esperar «demasiado tiempo» para formular la denuncia en la comisaría y que además «se dejó pasar mucho» hasta que una comisión policial se dirigiera al domicilio del denunciado, en el partido de Lomas de Zamora.

Al llegar hasta el lugar, entonces, los efectivos policiales que el sujeto no se hallaba en la vivienda pero encontraron un cuchillo ensangrentado y una agenda abierta, en una de cuyas hojas había escrito lo que puede considerarse una confesión.

«Con esta nota que estoy haciendo quiero decir que nadie es culpable de la decisión de quitarme la vida», comienza la nota, para concluir en una especie de posdata: «Perdón Diego… Me pegué dos puñaladas y no me muero». Según se indicó, Diego es el nombre de una de sus víctimas.

Lee también  Detienen a un joven por el crimen del motociclista en avenida Circunvalación

A pesar de la nota hace alusión a una presunta intención suicida al indicar que «voy a ver si puedo con la camioneta», familiares de las víctimas consideran que solo se trata de un ardid para eludir el accionar de la justicia.

Mientras tanto, la orden de captura del sujeto todavía no fue emitida ya que, producto de la pandemia, se producen dilaciones con relación a las pericias que deben realizarse para confirmar el hasta ahora presunto abuso sexual sobre los cinco chicos.