Alberto Fernández repudió que se difunda la casa de Cristina Kirchner como punto de protesta

El Presidente cuestionó que se promueva la convocatoria al domicilio de la vicepresidenta como parte del banderazo opositor. Otros funcionarios y dirigentes del Gobierno también criticaron esta práctica.

En el marco del banderazo opositor que se realiza este lunes en distintas partes de la Ciudad de Buenos Aires, con réplicas en todo el país, desde el Gobierno, empezando por el presidente Alberto Fernández, repudiaron que uno de los puntos de protesta sea el domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Disentir con un gobierno es parte de la democracia. Movilizarse, aun con el riesgo que implica en una pandemia, también. Pero promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática”, expresó Alberto Fernández a través de las redes sociales.

En la misma línea, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, lamentó: “Repudiamos que se difunda como punto de protesta el domicilio de la vicepresidenta. Le pedimos a la oposición que se exprese contra estas prácticas peligrosas y tome el camino del diálogo democrático y la sensatez”.

Del mismo modo, el ministro del Interior, Eduardo “Wado De Pedro”, acusó al “macrismo y Clarín” de convocar “a una marcha frente al domicilio particular de la vicepresidenta” Cristina Kirchner, y sentenció: “Es muy claro que no defienden la República ni respetan las instituciones, son los profetas del odio”.

Lee también  Actos por el Día de la Lealtad: movilización virtual, encuentro en la CGT y caravana al Obelisco

El canciller Felipe Solá, el senador Mariano Recalde, la diputada Fernanda Vallejos, y los intendentes de Morón, Lucas Ghi, y de Quilmes, Mayra Mendoza, entre otros, también rechazaron esta práctica.