Condenan a un hombre por violencia de género en Aguilares

El Ministerio Fiscal había iniciado una investigación contra el sujeto por dos hechos graves de violencia contra su ex pareja. La semana pasada se celebró el juicio mientras que ayer, miércoles 14 de octubre, se llevó a cabo la lectura de la sentencia.

Un hombre fue condenado a un año y tres meses de prisión por ser considerado culpable de al menos dos hechos de violencia de género contra su ex pareja.
La acusación del sujeto, identificado como Franco Emanuel Masmut, fue llevada adelante por el Ministerio Público Fiscal a través de la Unidad Fiscal de Investigación en Violencia de Género del Centro Judicial Concepción, a cargo del doctor Julio César Castro. La fiscalía había señalado al imputado como autor de los delitos de “Lesiones leves, agravadas por la relación de pareja con la víctima en el contexto de violencia de género, en concurso real agravado por amenazas con armas de fuego”, en dos hechos denunciados por la víctima en mayo de este año.
El 7 de octubre pasado se llevó a cabo el juicio oral contra el agresor quien presenció ayer la lectura de la sentencia condenatoria. El juez Roberto Flores, del colegio de jueces del Centro Judicial Concepción, consideró a Masmut como penalmente responsable de los actos acreditados por el MPF y le fijó una condena de un año y tres meses. A su vez, resolvió mantener la prisión preventiva contra el hombre por 45 días más hasta que la condena quede firme.

El caso

La víctima había denunciado en mayo pasado dos hechos de violencia llevados a cabo por su ex pareja. El primero ocurrió el día 21 de ese mes. De acuerdo a la denuncia, la mujer se encontraba en su casa en la ciudad de Aguilares cuando en horas de la noche se presentó su ex pareja exigiendo, bajo fuertes amenazas, que abriera la puerta. La víctima se negó al pedido y le solicitó que se retirara del domicilio. Ante la negativa, Masmut sacó una escopeta y la amenazó de muerte. Luego comenzó a darle patadas a la puerta hasta romper los vidrios, provocando heridas a ella y su bebé que se encontraban del otro lado. En ese momento ingresó a la vivienda y se llevó dinero, tarjetas de crédito y un automóvil.
El segundo hecho ocurrió el 31 de mayo, diez días más tarde en la vía pública. La víctima se topó con su agresor que comenzó a atacar con un arma blanca, ocasionándole lesiones en varias partes del cuerpo que afortunadamente no fueron de gravedad.

Lee también  Detienen a un hombre que abusaba de su hijastra desde pequeña