Ramos Mejía: Así fusilaron a policía en brutal robo a heladería

El violento episodio tuvo lugar en un comercio de Ramos Mejía. Se trata de un efectivo de la PFA

Un cabo de la Policía Federal Argentina (PFA) fue asesinado este miércoles en horas de la noche a balazos en el pecho y en una pierna por cuatro delincuentes que intentaron robar en una heladería de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, informaron fuentes de la fuerza y judiciales.

El hecho se registró en la heladería “Bianca”, ubicada en la esquina de Pedro Bonifacio Palacios y Bolívar, en dicha localidad del partido de La Matanza, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Voceros de la fuerza y judiciales informaron que el policía, identificado como Diego Digiácomo (29), se desempeñaba en el Departamento de Control Operativo de la PFA y se encontraba como cliente dentro del comercio, franco de servicio y vestido de civil.

En esas circunstancias, cuatro delincuentes armados descendieron de un auto Volkswagen de color azul e ingresaron a la heladería con fines de robo, por lo que el policía se identificó como tal e intentó evitar el asalto.

De acuerdo a las fuentes consultadas, se inició un tiroteo que culminó cuando el cabo de la PFA recibió tres impactos de bala, mientras que los asaltantes escaparon del negocio en el vehículo en el que se movilizaban.

Al comercio acudieron de inmediato efectivos de la comisaría Oeste 8va. con asiento en Don Bosco, tras un llamado al 911 que alertó acerca del asalto.

Los uniformados hallaron a Digiácomo con una herida de arma de fuego en el pecho, por lo que lo trasladaron en un patrullero al Policlínico Central de San Justo.

Lee también  Detienen a ladrón que robó una moto en centro comercial de Yerba Buena
Diego Digiácomo, el efectivo ejecutado.


Finalmente, el policía falleció a los pocos minutos de ingresar al centro de salud, como consecuencia de una herida de bala a la altura del tórax y otra en la pierna izquierda que le produjo una fractura, informaron fuentes de la fuerza.

En tanto, en el lugar del hecho los policías se entrevistaron con un testigo que estaba al momento del hecho junto a Digiácomo, quien era conocido del propietario de la heladería.

Las imágenes del robo