Tucumán, fuera de la lista de subsidios

La videoconferencia entre funcionarios de los ministerios nacionales de Transporte y Trabajo, junto a empresarios y representantes gremiales, resultó infructuosa para la situación tucumana. La Nación anunció el envío de subsidios para seis provincias, pero no para Tucumán.

Los trabajadores del sector inician hoy la décima jornada de paro, en reclamo por la mora en el pago del sueldo de septiembre. En el año, transcurre la jornada 54 sin colectivos. Los empresarios explicaron que la caída en la recaudación por la pandemia, que ronda el 80%, empeoró la situación del sector, con subsidios congelados e insumos dolarizados. Para abonar septiembre, se aguarda por la llegada de dos subsidios nacionales adeudados, cada uno por $ 152 millones. La planilla salarial de los 3.600 trabajadores del sector ronda los $ 210 millones.

“En la reunión los funcionarios nacionales confirmaron que se mandaron subsidios para seis provincias, entre las que no se encuentra Tucumán. No entendemos el motivo. Sin embargo, nos informaron que mañana (por hoy) podrían remitirse los fondos de la Nación”, explicó Jorge Berretta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aetat). “Estamos ante la notoria discriminación tanto en los montos como en la acreditación de las compensaciones tarifarias para el interior del país. En los últimos seis meses mermó la cantidad de pasajeros transportados un 80% y -en contrapartida- hubo un aumento del 40% en los insumos básicos (cubiertas, baterías, cintas de frenos, lubricantes), desde marzo”, describió el representante de los empresarios.

Entre las sugerencias para solucionar el problema de fondo del transporte, Berretta apuntó al incremento en las compensaciones tarifarias para suplir la caída en la recaudación por la venta de boletos, hasta que se implemente un sistema como en las provincias de Salta y Mendoza. En esas provincias el Estado controla los ingresos por recaudación y subsidios y abona subsidios a las empresas por kilómetro recorrido.

Lee también  El comercio solicitará postergar las obras de la semipeatonalización para después de las fiestas

Continúa la crisis

En la segunda parte de la videoconferencia, tanto los dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) como los empresarios de las provincias protestaron por el faltante de subsidios para los últimos meses del año.

LA GACETA pudo reconstruir parte de la discusión, que no fue incluida en las actas. Los funcionarios nacionales habrían informado que la caja de subsidios para el interior de la extensión presupuestaria, por $ 10.500 millones, no alcanzarán hasta fin de año. Para septiembre, octubre, noviembre y diciembre, debería quedar un saldo de $ 6.400 millones. Sin embargo, restan $ 4.000 millones. Cada mes, 22 distritos se reparten subsidios por $ 1.600 millones. Para las firmas porteñas y del conurbano, en cambio, cada mes se destinan $ 9.000 millones.

La propuesta informal para las firmas del interior habría sido abonar sólo dos cuotas de subsidios nacionales en noviembre y diciembre, cada una por $ 2.000 millones para todas las firmas del interior. “En vez de entender la situación e incrementar los fondos en esta situación de emergencia, nos restan posibilidades. Ni siquiera nos mantienen los subsidios mensuales hasta fin de año, sino que ahora nos enteramos que podrían reducirse”, planteó ofuscado un referente gremial del centro del país. Con este escenario, las huelgas se reiterarían a fin de año