Bolivia: Cierra jornada electoral, marcada por filas de votantes, sin mayores incidentes y el comercio

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, agradeció a la ciudadanía por la paciencia ante las largas filas en los centros de votación. Explicó que era resultado de las medidas de bioseguridad

A las 08.00 empezó una jornada electoral que concluyó sin mayores contratiempos, en medio de medidas de bioseguridad que se relajaron fuera de centros de votación por la aglomeración de personas debido a la actividad comercial. Un hecho que generó molestia, fue las largas filas que tuvieron que hacer los ciudadanos habilitados en varios recintos de votación.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, inauguró la mañana de este domingo la jornada de votación, que estuvo marcada por la decisión de suspender la transmisión rápida de resultados para evitar problemas ante la alta polaridad y desconfianza. En el acto estuvo la presidenta Jeanine Áñez, diferentes autoridades e invitados especiales.

Aunque no como en anteriores ocasiones, este día se vio a muchos padres de familia acudir con sus hijos a los centros de sufragio desde muy temprano de la mañana, todos con barbijo y algunos con los llamados trajes de bioseguridad. En diferentes centros de votación se observó actividad comercial como venta de comida y de otros objetos, entre ellos barbijos.

Las medidas de bioseguridad dentro de los centros de votación

Mucha gente se congregó en torno a la venta de comida en los lugares convertidos en temporales mercados, rompiendo las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social. Situación que no ocurrió dentro de las diferentes unidades educativas, donde se hizo respetar el distanciamiento social y el lavado de manos con alcohol en gel.

Aunque no en todos, en algunos colegios se observó largas filas de personas esperando entrar a votar, como parte de las medidas para evitar contagios de COVID-19. En la puerta principal se instaló una especie de control policial que dosificaba el ingreso de votantes, lo que generaba largas filas y molestia.

Lee también  Sorprenden a un hombre con más de un kilo de oro dentro del recto

Romero pidió disculpas por lo sucedido. “Queremos agradecer la paciencia de los ciudadanos frente a filas largas, es el costo de tener una jornada electoral más segura desde el punto vista sanitario”.

Los bolivianos acudieron a cumplir con su obligación democrática en dos grandes grupos, divididos en función al último dígito de la cédula de identidad. En una evaluación, Romero destacó la tranquilidad con la que se desarrolló el proceso.

La venta en la jornada de votación en El Alto. Foto: Betty Aquise.

“Ambiente de tranquilidad y de serenidad que ha predominado en todo el país, estamos por concluir esta fase de la votación con la satisfacción de que los ciudadanos han acudido de manera masiva a votar, lo han hecho en calma y con paciencia en aquellos centros donde habían colas largas”, destacó.

Los cinco candidatos presidenciales acudieron a votar sin mayores problemas, excepto el candidato del MAS, Luis Arce, que fue abucheado en su recinto electoral en la zona de Miraflores. Similar incidente se dio con la presidenta del Senado, Eva Copa, también del MAS, en el colegio Mejillones, en la zona Ciudad Satélite, de El Alto.

Virtuales mercados se instalaron cerca de los recintos electorales, lo que derivó en aglomeraciones de personas y el consecuente rompimiento de la medida de distanciamiento social.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó pasado el mediodía que se desarrolló una jornada tranquila, con salvadas excepciones sin mayores consecuencias.

Cerrada la jornada electoral, empezó el conteo de votos en cada mesa de sufragio y el TSE instaló sesión permanente para el recuento de votos.