Caso Abigaíl Riquel: ahora buscan a los que mataron a «Culón» Guaymás

José Antonio «Culón» Guaymás sufrió lesiones de todo tipo cuando, en sus últimos minutos de vida, fue linchado por una turba que lo rodeó cuando dos jinetes, que lo habían encontrado vagando enun cañaveral en la zona sur de la capital, lo trasladaban para entregarlo a la Policía.

Pero lo que le costó la vida fueron las graves heridas internas que le provocó el haber sido abusado con un palo por la muchedumbre que aquel 21 de octubre, se enfrentó cara a cara con los uniformados que poco pudieron hacer para evitar que el violador y asesino de Abigaíl Riquel fuera ultimado.

Guaymás llevaba cuatro días prófugo, escondiéndose en descampados, mientras buscaba ayuda de sus conocidos con la idea de entrregarse a la Policía para evitar el destino fatal que habían anunciado publicamente los vecinos de la familia Riquel desde el mismo día en que cometió el aberrante crimen.

Varios días después del crimen de «Culón», el fiscal Ignacio López Bustos comenzó la pesquisa para tratar de identificar a los responsables de su muerte. Como la escena del linchamiento era inaccesible debido a la oposición de los vecinos, se concentraron en los videos que se grabaron en el momento.

Las imágenes permitieron identificar a varios de los que participaron en el ataque final a Guaymás, de quienes las autoridades judiciales ya tienen nombres, apellidos y direcciones, por lo que se espera que en los próximos días sean citados a declarar.

Mientras tanto la confirmación autopsia mediante de que «Culón» fue el autor del abuso y la muerte de Abigaíl, dejó la causa que lleva el nombre de la nena de 9 años al borde del archivo, que procederá cuando se descarte la participación de otras personas.

Lee también  Guaymás sufrió graves heridas por haber sido abusado con un palo

Esto ya le fue informado a los padres de la nena, quienes a partir de ese dato crucial decidieron guardar silencio sobre la causa, en un intento de dejar atrás cuanto antes este duro episodio de sus vidas.

Pablo Riquel fue quien dejó en claro que ni el ni ningún otro integrante de la familia, volverán a hablar en público sobre el caso, dejando toda comunicación con los medios en manos de su abogado, José María Molina.