Atención jubilados: se viene la nueva movilidad en los haberes

Los jubilados tendrán puestos todos sus sentidos en la sesión especial prevista para el martes desde las 11 en la que la Cámara de Diputados tratará el  proyecto de Movilidad Jubilatoria. La sesión se realizará bajo la movilidad presencial con las excepciones de conexión remota para aquellos diputados que integran grupos de riesgo, ya sea por cuestiones de edad o de salud.

La iniciativa, que ya cuenta con la aprobación del Senado, señala que las jubilaciones se ajustarán con una fórmula que combina en un 50% la recaudación de la Anses y en otro 50% la variación salarial, surgida de la que resulte más alta entre las medidas por el Indec y por el Ministerio de Trabajo, en base al Ripte.

La nueva fórmula resulta muy similar a la vigente entre el período 2008-2017, aunque aplicada de manera trimestral. Incorpora un índice de movilidad formado en un 50% por variación de salarios y 50% por variación de la recaudación tributaria de la Anses (por beneficiario). El aumento resultante tendría un límite dado por la variación interanual de la recaudación total del sistema previsional, por beneficiario, aumentada en un 3%. Además, para considerar la recaudación de ANSES, se incluirán ajustes por efectos en cambios de legislación tributaria, lo cual otorgará posibilidades de discrecionalidad. En este sentido, puede advertirse que la estructura y pormenores de la nueva fórmula resulta compleja en su determinación (especialmente en su componente de recaudación), lo que dificultará su seguimiento y control. Se trata de un aspecto no deseado para una ley de movilidad previsional, que debiera resultar de fácil comprensión y control en su aplicación. La nueva fórmula de movilidad previsional Las principales características de la fórmula de movilidad aprobada en el Congreso son las siguientes:

Lee también  El gobierno confirmó un préstamo de 300 millones a empresarios para frenar el paro de colectivos

1. Los aumentos serán trimestrales, no semestrales.

2. El aumento de diciembre de este año (5%) no será a cuenta del aumento de marzo 2021.

3. Ya no se usará solo el índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), sino el máximo entre el Ripte y el Índice de Salarios del Indec, al igual que la fórmula de 2008.

4. El tope aplicado (originalmente en septiembre) pasaría a diciembre.

Tomando en cuenta la posible evolución de la economía de 2021 en la Argentina, la Fundación Mediterránea planteó tres escenarios probables y su impacto en las jubilaciones.

• Escenario 1: una inflación moderada con leve recuperación actividad. Los salarios crecen 0,1 punto porcentual mensual por encima de la inflación durante 2021. La recaudación, a su vez, crece 1,21 punto mensual (valor anualizado) por encima de los salarios en 2021. Con este esquema, se mantendría el poder adquisitivo de las jubilaciones, creciendo interanualmente en diciembre un 34,5%.

• Escenario 2: inflación alta con leve recuperación actividad. La inflación es más alta, pero aun así los salarios crecen 0,1 punto mensual por encima de la inflación, mientras que la recaudación lo hace en 0,6 punto (anualizado) en 2021. La merma en el poder de compra puede llegar a ser de 11,6 puntos porcentuales.

• Escenario 3: inflación alta con devaluación del peso y recesión. En este caso, se simula el caso de una devaluación en enero de 2021 (o diciembre) que impacta en los precios de la siguiente manera: primero, una inflación mensual muy alta (6%) que luego va bajando hasta estabilizarse en 3,5% mensual. Aquí los salarios y la recaudación van por debajo de la inflación en los meses de inflación más alta. En este caso, la caída del poder adquisitivo de la jubilación podría rozar el 22% al final del año que viene.

Lee también  YPF aumenta el precio de los combustibles en un 3,5%

La puja en la Cámara Baja está dada por el proyecto que promovió el Frente de Todos, mientras que por la minoría Juntos por el Cambio, Consenso Federal y el Frente de Izquierda objetaron que en la iniciativa no se incluya a la inflación en la fórmula de ajuste a las jubilaciones propuesta por el Gobierno nacional.

El respaldo de los bloques provinciales es esencial para la bancada del oficialismo conducida por Máximo Kirchner, ya que tiene 117 votos y requiere del apoyo de otros bloques para construir una mayoría.

El apoyo de seis diputados del Interbloque de Unidad Federal para el Desarrollo y cuatro de Córdoba Federal ya le garantiza un piso de 127 votos para poder para convertir en ley el proyecto impulsado por el Gobierno.

En el Frente de Todos confían en que también votarán a favor los dos diputados del bloque peronista que integran el interbloque Federal, dos de Acción Federal y uno del Movimiento Popular Neuquino.