La salud de Menem: se encuentra grave, pero estable

Según un informe del diario La Nación, a pesar de su cuadro de gravedad, la situación de salud del el expresidente de la nación ya «dejó de empeorar».

El senador y expresidente Carlos Menem permanece internado en la Unidad Coronaria del Sanatorio Los Arcos, en el barrio porteño de Palermo, por un cuadro de insuficiencia cardíaca. Ayer, fuentes allegadas a la familia del senador confiaron a LA NACION que los especialistas habían detectado una elevada dosis de potasio en sangre.

Los mismos voceros señalaron que hoy Menem «está estable». Además, aseguraron que se logró «estabilizar el nivel de potasio» y que, a pesar de su cuadro de gravedad, la situación ya «dejó de empeorar».

Ese elevado nivel de potasio en sangre que presentó obligó a realizarle ayer un proceso de diálisis para evitar que el cuadro empeorase. Por la edad y el delicado estado del exmandatario, para dializarlo lo indujeron al coma.

Menem, de 90 años, se encuentra bajo monitoreo permanente, después de su internación por una infección urinaria y luego de que aumentara su frecuencia cardíaca, hace diez días. En el nosocomio lo acompañan su exmujer Zulema Yoma y su hija Zulemita Menem.

Esta semana, el senador había presentado mejoras. A pesar de que se encontraba frágil, estaba despierto y comunicativo. Su médico personal, Luis de la Fuente, había señalado el domingo pasado que Menem se encontraba «estable» respecto de la afección al corazón, y que había superado la infección urinaria. Dos días después, fuentes ligadas a su familia habían indicado a la agencia Télam que el tema «más delicado» era la insuficiencia cardíaca.

Esta no es la única internación que Menem tuvo durante el año. En otra ocasión fue ingresado en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento por una neumonía bilateral, tras lo cual lo hospitalizaron por un cuadro de baja saturación en sangre.

Lee también  Caso Nisman: qué revelaron las 55 mil imágenes de cámaras de seguridad analizadas por la Justicia