Alberto F., otra vez hablando mucho y comunicando poco

En un diálogo muy extenso, el presidente Alberto Fernández volvió a oficiar de columnista dominical de su propio Gobierno, tan aburrido como cualquier personaje que escribe para los diarios nacionales.

Pésima estrategia comunicacional de Presidencia de la Nación.

Ya es una costumbre sistemática del presidente Alberto Fernández: brindar una entrevista radial los domingos a media mañana para ser su propio columnista dominical del Gobierno que encabeza.

Un diálogo tan pero tan aburrido como cualquier columna de opinión de aquellos que creen que tienen algo importante para decir en los diarios nacionales, pero simplemente hablan mucho y comunican poco.

El jefe de Estado habló de la llegada de la vacuna Sputnik V; descartó cuarentena total por falta de margen económico, social y cuarentena, más allá del aumento de casos; dijo que se registró «la menor caída del salario real en los últimos 4 años»; negó peleas con su vicepresidenta Cristina Fernández; y se solidarizó con Uruguay y Bolivia para gestionar en Moscú partidas de vacunas hacia esos países.

En fin, nada nuevo bajo el Sol.

Lee también  El Gobierno acordó con los gremios docentes un aumento de un 30% en dos partes