Derribando el relato: «Todo lo que gira en torno a la Sputnik V es muy poco transparente», aseguró Sandra Pitta

La científica del CONICET, Sandra Pitta mostró su preocupación ante la llegada de las vacunas Sputnik V desde Rusia.

Al respecto, la farmacéutica y biotecnóloga expresó que «no me vacunaría jamás, porque no tengo información, todo lo que gira en torno a la Sputnik V es muy poco transparente, no hay datos, la bibliografía es escasísima, creo que el presidente Alberto Fernández no tiene noción de lo que está haciendo».

A su vez, agregó: «El Presidente tiene a su alrededor personas expertas, y todo esto que estoy contando, en torno a la escasa información sobre la vacuna rusa lo saben absolutamente bien, así que o no se lo están transmitiendo bien, o él no lo entiende, no entiende la gravedad de la situación», consideró Pitta, que agregó: «La vacuna Sputnik V que como la de AstraZeneca está basada en vectores virales, en adenovirus, y hay muchos estudios hechos sobre vacunas con adenovirus, muchos han fracasado, algunas han tenido algún éxito, pero hay un efecto adverso que se nota en muchas de estas vacunas, que es trombosis venosa profunda en personas que reciben la vacuna».

«Quisiera saber dónde están las contraindicaciones de la vacuna Sputnik V», disparó la científica, que advirtió que con la vacuna de Pfizer «ya se ha observado que determinadas personas con determinadas alergias no pueden recibirla, entonces qué hacen los estados, deciden que no se le aplique a ninguna persona con alergia por las dudas hasta que veamos bien cuál es el componente que está provocando esa reacción alérgica en personas propensas. Pero acá con la vacuna rusa no hay ningún tipo de contraindicación, entonces ¿qué pasó? ¿No hubo nada, no hubo ningún efecto adverso? Es muy raro eso».

Lee también  El riesgo de contagio de covid-19 se incrementó en nueve departamentos tucumanos

Por otro lado, refutando a quienes le dan importancia al prestigio del Instituto Gamaleya, el que desarrolló la vacuna, consideró que «no sirve de guía», porque «hay que basarse en evidencias, los científicos eso es lo que hacemos, no importa si una vacuna viene de ahí, de Pfizer o de otro lado, te digo más, la de Pfizer era elaborada por dos científicos de origen turco en Alemania, científicos inmigrantes de una empresita chiquita que se asoció a Pfizer, así que eso del prestigio es un argumento que tiene su peso, pero los científicos no lo usamos, no es el argumento principal».

«Hay muchísimos científicos que piensan como yo, por privado decimos todo esto es una locura, pero después ya se confunden con ideologías», manifestó Pitta, que concluyó: «Salvo los que son muy fanáticos del kirchnerismo, los otros dicen ‘esto no es un método científico'».