Adiós a Pfizer: «Tiene demasiadas exigencias que otras vacunas no han tenido»

El Presidente resaltó el aporte «excepcional» que hizo Rusia para que Argentina pueda tener las primeras dosis de Sputnik V.

Luego de que el pasado martes comenzara en Argentina la campaña de vacunación contra el coronavirus, las repercusiones continúan. En ese marco, el presidente Alberto Fernández aseguró hoy que la vacuna del laboratorio Pfizer «tiene demasiadas exigencias que otras vacunas no han tenido». Por otra parte, resaltó el aporte «excepcional» que hizo Rusia para que Argentina pueda tener las primeras dosis de Sputnik V.

En esa línea, según consignó la agencia de noticias NA, el jefe de Estado resaltó que se encargó «de forma personal» para que nuestro país tuviera vacunas contra el COVID-19 para «los próximos tres meses». Acerca del papel que jugó el país más extenso del mundo conducido por Vladimir Putin, expresó que «la Federación Rusa se comprometió mucho con nosotros, yo realmente se los agradezco».

Asimismo, Alberto Fernández aprovechó la ocasión para precisar que «durante febrero vamos a tener la cantidad de dosis que hacen falta para terminar de vacunar a 10 millones de argentinos». En ese sentido, el jefe de Estado argentino mencionó que «no» entiende por qué razón algunos sectores sociales y mediáticos «son tan severos con la vacuna rusa, que la llaman así de manera adrede».

Acerca de la vacuna Sputnik V, el presidente señaló que «se mantuvo la cadena de frío», y analizó que «hay otras vacunas que deben estar a 70 grados bajo cero», razón por la cual se producen «muchos problemas de logística». Es por ello que Alberto Fernández anticipó «de todos modos seguimos en negociaciones con todos para seguir sumando vacunas. Estamos muy avanzados con AstraZeneca para producir esa vacuna aquí».

Lee también  El río Seco es el nuevo límite entre los centros judiciales del interior

Para finalizar, el Presidente de la Nación aseguró que «la idea es que para el otoño estén vacunadas todas las personas de riesgo, entre personal médico, de seguridad y mayores de 60 años». «Con la vacuna China estamos avanzando, estamos pidiendo los estudios que se han hecho para poder enviárselos a la ANMAT, a quien también pusieron en tela de juicio, es una locura», cerró Alberto Fernández.