“Buen día, buen día, buen día”: hace 13 años fallecía el periodista Mario Escobar

Se levantaba todos los días a las 4 de la mañana, para repetir “buen día, buen día, buen día, buen día” cuando el reloj marcaba las 6. A las 10 de la noche, ya estaba durmiendo, tras haber ocupado toda la jornada en los tres grandes ejes que marcaban sus días: la radio, la familia y los viajes. Así de disciplinado y prolijo era Mario Escobar, posiblemente el periodista y conductor más querido de la historia de la provincia, quien falleció el 3 de enero de 2008 en un trágico accidente de tránsito.

En aquella jornada triste y lluviosa, Escobar volvía junto a su esposa, María Saleme, y su hijo Mariano, tras haber tenido unos días de descanso en Cafayate. En la ruta 9, en el kilómetro 1.320, luego de haber pasado Tapia en dirección hacia el sur, la camioneta que él conducía impactó de frente contra un camión que iba en sentido contrario. Tal fue la virulencia del impacto, que el vehículo de la familia Escobar se incrustó debajo del otro coche. Juntos hicieron un semitrompo y cayeron hacia la cuneta oeste. Luego, la camioneta se incendió, sin dar tiempo a sus ocupantes a ensayar ninguna reacción.

Mucho antes que cualquiera, Mario Escobar hizo del tucumano básico su lenguaje y su impronta para salir al aire. Aunque su equipo renegaba y él intentó corregirlo trabajando con una fonoaudióloga, finalmente desistió para hacerlo su sello distintivo. “No soy yo si no hablo así”, solía repetir.

También se adelantó unos cuantos años a los influencers y programas de TV dedicados a los viajes y el turismo, con su ciclo “Pasando revista”, con el que recorría distintas ciudades del país y el mundo, pero sobre todo de la provincia.

Lee también  Descontrol en La Rambla: shows en vivo sin protocolo en plena pandemia

Junto a Omar Noblega, estaban a cargo de conducir la mañana informativa de Radio 10 Tucumán. Escobar empezaba a las 6, y Noblega lo reemplazaba a las 9. Sin embargo, a mediados de los 90, “Marito” recibe una importante oferta para conducir y coordinar en soledad en otra emisora, y acepta el desafío. Así desembarca en Radio La Red Tucumán, que posteriormente cambia de nombre y se convierte en Radio Mitre Tucumán. Simultáneamente, se destacaba en la TV al frente del histórico ciclo musical “Elegidos” y del ya mencionado “Pasando Revista”.

Posteriormente, le surgió la oportunidad de estar al frente de la emisora radial más antigua y de mayor alcance del Norte Argentino: LV12. Así fue que el 31 de diciembre de 2007, condujo por última vez el programa matinal “Buen día con Independencia”. Al cierre de aquella emisión, se despidió de la audiencia y emprendió su viaje familiar a Salta.