Marcela Losardo se va del Ministerio de Justicia y el K Martín Soria sería su reemplazo

La amiga y socia jurídica de Alberto Fernández se va, cansada de los tironeos con el kirchnerismo. La sucedería el rionegrino, que forma parte de la acusación al juez Gustavo Hornos, por sus reuniones con el ex presidente Macri.

El cambio en la titularidad del Ministerio de Justicia de la Nación es un hecho. La actual ministra, Marcela Losardo, deja el cargo, cansada de las internas con el kirchnerismo y tras la arremetida de Cristina Kirchner contra la Justicia, que efectuó este jueves cuando habló en el juicio por la causa del «dólar futuro».

Como anticipó Clarín este viernes, Losardo estaba envuelta en rumores sobre su partida del ministerio que más obsesiona a la vicepresidenta. Y en medio de las versiones, surgió el nombre con más chances de reemplazarla: el diputado nacional Martín Soria, oriundo de Río Negro e hijo de Carlos Soria, ex gobernador de Río Negro y que fuera titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado durante la gestión presidencial de Eduardo Duhalde.

«Marcela no aguanta más, está podrida», señaló a este cronista un hombre de íntima confianza de Alberto Fernández.

El jefe de Estado viajó este sábado a Mendoza, para la Fiesta de la Vendimia, donde se vio con el gobernador radical Rodolfo Suarez, y la senadora nacional kirchnerista Anabel Fernández Sagasti. Allí, a través de su teléfono, terminó de cocinar la definición del cambio en Justicia. Esta salida se puede parangonar con el pedido de renuncia a Ginés González García: Alberto corre a quien fuera su socia jurídica de toda la vida y una amiga personal.

Pero la ofensiva kirchnerista sobre el área de Justicia no ha frenado desde el arranque del gobierno del Frente de Todos. Pero la última semana, vivió tal vez su semana más intensa. Primero, el Presidente arremetió -en su discurso del 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa- contar jueces y fiscales y hasta contra la propia Corte Suprema de Justicia.

Lee también  Manzur nombró en Interior al ex concejal de Monteros destituido por un festejo en plena cuarentena

Tras el discurso, el senador Oscar Parrilli salió a hablar de la creación de una comisión bicameral para investigar e interrogar a jueces, lo que recibió el apoyo de todos los voceros habituales del kirchnerismo, como la asesora jurídica del Senado, Graciana Peñafort. Y al día siguiente, Losardo salió en una radio a bajarle el tono a esa comisión: «Lo que hará le Bicameral será estudiar el funcionamiento del Poder Judicial, hacer propuestas, citar a audiencias públicas». No va a poder sancionar jueces, eso no es constitucional».

Marcela Losardo. Foto Federico López Claro

Marcela Losardo. Foto Federico López Claro

Esos dichos llamaron la atención. Una fuente cercana a la ministra aclaró: «Marcela nunca habla si no habla antes con Alberto». Pero los dichos de Losardo volvieron a irritar al Instituto Patria, pues la abogada forma parte del lote de «funcionarios que no funcionan» para CFK.

Además, ​el discurso de Alberto Fernández del último lunes tuvo una dura referencia -sin nombrarla- hacia la jueza Elena Highton de Nolasco, cuando dijo que «la relación corporativa que los vincula, ha permitido que muchos de ellos permanezcan en sus cargos más allá del tope de edad que la Constitución impone». Highton, quien sigue siendo jueza a pesar de tener más de 75 años, es la madrina jurídica de Losardo.

En tanto, el último jueves, en su descargo ante el tribunal de Casación que llevó adelante el juicio por el «dólar futuro», Cristina Kirchner tuvo párrafos furibundos contra el accionar de los jueces en la Argentina, a los que acusó hasta de sostener la campaña presidencial de Mauricio Macri, en 2019. Esto fue avalado, este sábado, por Alberto, quien dijo: «No la pueden tratar de mentirosa porque todo lo que dijo es verdad”, respaldando la exposición que realizó la ex Presidenta.

Lee también  Alarma en el gobierno: los contagios crecen y la economía se ameseta

Losardo deja en las próximas horas el Ministerio de Justicia. No se sabe aún si una actividad que tenía en agenda para el próximo lunes la encabezará o si ya será terreno de quien sería su sucesor: el diputado kirchnerista Martín Soria, de fluida relación con el Instituto Patria e interlocutor de los más allegados a Cristina en los temas judiciales, como son el senador Oscar Parrilli y el diputado nacional Leopoldo Moreau.

Soria mantiene también una asidua relación con Alberto Fernández. «El Presidente tiene muy buen concepto de Martín. Lo de Marcela es una etapa terminada», aseguró a Clarín un ministro nacional.

Parte de ese vínculo es que el rionegrino es quien puso más energía en las denuncias contra el presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, a quien el kirchnerismo quiere sacar de ese puesto, por las reuniones que mantuvo con el ex presidente Mauricio Macri.  “Lo del juez Hornos con Macri es vergonzoso y obsceno”, señaló esta semana.

Dijo que Hornos «formaba parte de la mesa judicial de Cambiemos. Y sumó: «La Casa Rosada fue la sede oficial del lawfare durante el macrismo», indicó Soria, en una frase que fue música para los oídos de Cristina Kirchner.