«No quiero morir»: las últimas palabras de un menor de edad asesinado a tiros por la policía

El joven de 17 años escapaba de un persecución en Arizona, Estados Unidos, cuando el uniformado le disparó dos veces por la espalda. La madre del adolescente reclama que se reabra la investigación. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.

Un policía del estado de Arizona, en Estados Unidos, mató un joven de 17 años luego de dispararle por la esplada en dos oportuinidades, para evitar que escapara de una persecución. El trágico epsiodio sucedió hace dos meses, pero recién este sábado, el departamento policial publicó las imágenes capturadas en un video sin editar, de la cámara subjetiva que llevaba puesta el oficial que asesinó al menor de edad.

En el video, puede observarse la secuencia en que el policía corre hacia el sospechoso, identificado con el apellido Cano, que habría escapado luego de que el oficial Chase Bebak-Miller lo alertara por no tener encendida la luz de su bicicleta. En el momento en que ingresan a un parque, el policía le dice que se tire al suelo, pero el adolescente no lo hace, por lo que el agente le dispara por la espalda.

Bebak-Miller le vuelve a disparar a corta distancia cuando al joven se le cae un arma y, ya en el suelo, intenta tomarla nuevamente. En ese instante, el policía avisa el apoyo de unidades médicas en el lugar, para atender al sospechoso armado. Según puede escucharse en el video, Cano explicó en el arresto que estaba tratando de tirar el arma. 

«¡Arma desenfundada! ¡Al suelo!», le había gritado el policía a Cano. Casi en el mismo momento, Bebak-Miller le efectúa el primer disparo. Luego le tira el segundo balazo al ver que el joven quiere tomar su arma.

Lee también  El estremecedor momento en el que obrero se lanzó a un enorme horno con metal fundido tras perder una fortuna

Ya en el piso, Bebak-Miller le pide al sospechoso que ponga las manos en la espalda. «Lo siento, señor. No puedo», fue la respuesta de Cano. Luego, el oficial de dijo al detenido: «Oye, quiero ayudarte, ¿de acuerdo?».

Cano les suplicó desesperadamente a 4 agentes que llegaron a la escena que se «apresuren» a llevarlo al hospital. «No quiero morir. No puedo sentir la piernas», les dijo el detenido a los oficiales, quienes le practicaron primeros auxilios.

El comunicado de la madre, tras el fallecimiento de Cano

Tras permanecer tres semanas internado, Cano falleció por las heridas de bala. Mientras tanto, la madre del menor de edad asesinado, Renee Clum, protestó por el accionar policial y pide que se vuevla a realizar una investigación para aclarar los hechos. 

La mujer sostuvo al medio The Arizona Republic que su hijo «estaba asustado, volviendo a casa» y que no estaba haciendo «nada malo más que montar en bicicleta sin luz».

En una publicación de Facebook, Clum relató que «el 2 de enero de 2021, el Departamento de Policía de Chandler no sacó a un chico malo de las calles», sino que «mataron a un niño», que «no era un pandillero».

La mamá de Cano expresó que ahora su hijo es «estrella brillante y resplandeciente», a quien le fue truncado el deseo de comenzar una carrera universitaria.