Detienen a un policía por golpear a un reo e intentar agredir a su superior

Un efectivo del servicio 911 fue detenido y dos compañeros fueron procesados por haber golpeado al acusado de un robo y por haber intentado agredir a un superior que les ordenó que dejaran de golpearlo.

Todo comenzó ayer a la tarde en la seccional 3ª, una de las más importantes de la capital. A la dependencia llegaron el agente Rafael López y los cabos Matías Alanís y Matías Zotelo, trasladando a un tal “Chumuco”, acusado de haber cometido un robo.

Tal como indican las normas, el oficial de turno Martín Romano se dirigió al lugar donde supuestamente se encontraba el arrestado. Según consta en el informe elaborado, al llegar al lugar observó que Alanis golpeaba al sospechoso, que en ese momento presentaba lesiones en la cara. Le ordenó que se detuviera y luego pidió su aprehensión por apremios ilegales. El uniformado, siempre de acuerdo a lo informado, totalmente ofuscado le gritó que hiciera lo que quisiera y que había decidido golpearlo porque era un “gato” conocido en la zona.

Romano regresó a su oficina para comunicar lo ocurrido. A ese lugar se presentó el cabo Zotelo, que también lo increpó por su actitud. De acuerdo al informe realizado, el suboficial lo cuestionó por la medida que había tomado contra su compañero y le dijo que este había actuado correctamente. Es importante aclarar que este grave incidente se produjo en la zona de la guardia, donde había varias personas realizando las denuncias correspondientes.

El oficial se comunicó con la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes, a cargo de Carlos Picón. para ponerlo al tanto de la situación. El investigador ordenó que “Chumuco” sea revisado por el médico forense, que Alanis fuera aprehendido por su conducta y que a sus dos compañeros se les informe que quedarían procesados por una causa de apremios ilegales.

Lee también  Atraparon a los dos jóvenes filmados robando una bicicleta de una casa en Yerba Buena

Hasta el momento, ningún funcionario del área de Seguridad hizo declaraciones sobre el hecho, pero sí se supo que el jefe de Policía, Manuel Bernachi, ordenó que se inicien la investigación correspondiente y que los tres sean separados de la fuerza hasta tanto se defina su situación.