Desvalijaron el local del chef Ariel Rodríguez Palacios: se llevaron todos sus cuchillos valuados en

Ariel Rodríguez Palacios, uno de los cocineros más reconocidos de la televisión Argentina, sufrió el robo de su local abocado a la venta de productos de cocina en General Pacheco, Tigre.

El botín con el que se hicieron los delincuentes, que incluye una importante cantidad de cuchillos, está valuado en aproximadamente un millón de pesos.

La noticia se conoció en horas del mediodía de este viernes y, como consecuencia de las investigaciones realizadas, la Policía consiguió recuperar los elementos sustraídos. Dos sospechosos fueron detenidos.

En las últimas horas, a través de las redes sociales, la cuenta de "Maestro de Cocina" mostró algunos de los cuchillos que comercializan.

En las últimas horas, a través de las redes sociales, la cuenta de «Maestro de Cocina» mostró algunos de los cuchillos que comercializan.

El golpe delictivo se concretó en la empresa comercial del chef «Maestro de Cocina», que está emplazada en Coronel Escalada al 1200, donde se encuentra el centro comercial Euska Herria Plaza, en suelo tigrense.

Según fuentes del caso, el hijo del cocinero, Gaspar Rodríguez Palacios (28), fue quien realizó la denuncia ante la Justicia este jueves tras notar que en el local no se encontraba la importante y valiosa colección de elementos de cocina.

Tras tomar conocimiento del caso, las autoridades dieron curso a las correspondientes investigaciones y ordenaron la ejecución de dos allanamientos en los domicilios de dos individuos sospechosos, quienes días antes habían estado en el local de Rodríguez Palacios realizando trabajos de albañilería.

El local de Rodríguez Palacios está en el centro comercial Euskal, en Tigre.

El local de Rodríguez Palacios está en el centro comercial Euskal, en Tigre.

Hasta Rivadavia al 2900, en Benavídez, y San Isidro al 800, en el barrio Las Tunas, se acercaron los efectivos de la comisaría 2ª de Tigre y del destacamento del barrio Los Troncos para llevar adelante los mencionados operativos y, finalmente, dar con los cuchillos robados.

De igual manera, las dos personas en cuestión, quienes habrían sacado provecho de su estadía en el edificio para hacerse con los mencionados elementos, fueron detenidas y puestas a disposición de la Justicia.

La causa fue caratulada como «robo calificado por escalamiento» e intervino el fiscal de la UFI de General Pacheco, Jorge Noceti.

En sus redes sociales, la cuenta del local de Rodríguez Palacios comercializa varios modelos de cuchillos de cocina.

En sus redes sociales, la cuenta del local de Rodríguez Palacios comercializa varios modelos de cuchillos de cocina.

La denuncia por acoso a Rodríguez Palacios

Hace poco más de dos años, Ariel Rodríguez Palacios quedó envuelto en una gran polémica luego de que Geraldine Neumann lo denunciara penalmente en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

En ese entonces, tras acusarlo en redes sociales por «maltrato psicológico, acoso y abuso de poder«, la hermana de Nicole se había apersonado en la sede judicial para dejar constancia de las situaciones que había vivido como compañera del chef en el programa «¡Qué mañana!» (El Nueve), en 2014.

«Había cosas que me ponían incómoda. Me hacía desfilar y señalaba mi cola, y daba a entender lo bien que la habíamos pasado la noche anterior. Le expliqué en reiteradas ocasiones que no me gustaban esos chistes, que yo estaba casada y no era un juego que me interesara», señaló oportunamente Neumann. «No me gustaba que me diera de comer en avioncito en la boca», agregó también.

Rodríguez Palacios, lógicamente, se defendió en su programa asegurando que «se hablaron cosas que no están muy buenas». «Yo fui criado por una mamá y un papá que me inculcaron respetar a las personas. Lo mismo hago con mis hijos», deslizó.

Y mirando a cámara, concluyó: «Lo que puedo aportar, además de saber cocinar, es tratar de divertir y darle alegría a la gente que pasa un mal momento. Y con el estilo que tengo, trato de venir todos los días con ese objetivo, ponerle energía».