La FET defiende el horario comercial extendido «para que nadie se funda»

Son días decisivos para saber qué ocurrirá con el horario comercial en San Miguel de Tucumán. Mientras la Sociedad de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC) insiste en que se debe retomar la atención de 10 a 18 desde abril, la cámara empresaria del sector aduce que ese régimen resultaría inviable en medio de la crisis. La Federación Económica de Tucumán (FET) respaldó ayer la postura y llamó a mantener el diálogo entre las partes. “Debemos buscar un equilibrio para que los negocios no se fundan y los empleados puedan mantener el trabajo”, consideró Héctor Viñuales, titular de la entidad.

Un acuerdo firmado en noviembre entre el gremio, la FET y la Cámara de Comercio de la Capital previó la posibilidad de regresar al horario corrido, que imperó entre mayo y octubre de 2020, una vez que comenzara el otoño de este año. “La situación es totalmente distinta. Entendemos la posición del sindicato, pero debemos mantener la actividad que viene golpeada. El nivel más alto de ventas se da entre las 17.30 y las 20.30: el horario no es puesto ni por el comerciante ni por el empleado, sino por el mercado”, aseveró Viñuales a LA GACETA. Y agregó: “ya venimos de una caída en el comercio del 8,7%. La opinión de la FET es que no se trata de horario cortado (de 9 a 13 y de 17 a 21) u corrido, sino de preservar el horario extendido (de 9 a 21) y que cada negocio abra en función de su demanda”.

Hoy habrá una reunión entre directivos de la Cámara de Comercio, presidida por Gabriela Coronel, para confirmar los lineamientos del sector. Mientras, en el SEOC acusan a los empresarios de mantener una “postura caprichosa y radicalizada” y de desconocer el convenio rubricado en noviembre con el Ministerio de Gobierno y Justicia. Incluso, anticiparon que recurrirán a vías administrativas y judiciales para retomar el régimen de 10 a 18 entre abril y septiembre. También previeron movilizaciones para los próximos días.

Lee también  UTA realizará cortes de servicio mañana y el sábado, de 9 a 12 y de 17 a 20hs.

“Debemos mantener el diálogo. Claro que lo ideal sería que, dentro del horario extendido, los empleados viajen una sola vez entre sus casas y los negocios para trabajar las ocho horas. El tema es que no se puede ordenar el cierre en la Capital varias horas antes que el resto de los municipios porque se pierde ventaja competitiva. Es una cuestión de igualdad, más considerando que en el microcentro los costos de alquiler son muy elevados”, expresó el presidente de la FET.

Consultado sobre la diferencia que existe entre el sistema de Tucumán y el de otros sitios del país, Viñuales dijo que en la provincia hay “una serie de particularidades” -distancias, clima, baja circulación a la siesta, cuestiones culturales- que llevó al régimen actual. “Cuando un negocio abre, contrata en función de su actividad. No se puede ir en contra de esa regla económica. Tenemos que enfocarnos en volver a los niveles de la prepandemia mientras vemos cómo mejoramos todo en relación con los empleados”, reflexionó.